Feliz Jueves

jueves, 21 de enero de 2016

Escuchar, ayudar y aconsejar es ser un amigo de verdad.
Los amigos son la familia que Dios nos permitió escoger.
Para preservar un amigo, tres cosas son necesarias: honrarlo cuando esté presente, valorarlo cuando esté ausente y ayudarlo cuando lo necesite.
Nunca es largo el camino que conduce a casa de un amigo.
Un buen amigo/a no es quien más ocupa, sino el que más vacío deja cuando se va.
Un amigo es aquel que entra cuando todo el mundo sale.

Quizás te Pueda Interesar..!!